El CDS un «medicamento huérfano»

No se trata de renunciar a toda la medicina convencional. Se trata de tener la capacidad de discernir aquello útil y que nos hace sanar, de lo estéril o dañino que existen en las prácticas médicas actuales. Y se trata también de volver a abrazar los saberes curativos históricos que, desde hace décadas, han sido denostados y apartados, para darles el valor que merecen.

  1. INTRODUCCIÓN:

El derecho a la salud es uno de los derechos fundamentales básicos reconocidos por todas las constituciones del mundo y por la Declaración Universal de los derechos humanos. Este derecho incluye el acceso oportuno, aceptable y asequible a los servicios de salud y de calidad suficiente, esto incluye la información oportuna y asequible, centros de salud y hospitales cerca de nuestro lugar de residencia, e investigaciones que tengan que ver con el bienestar y la salud de las personas.  

Por tanto, el ser humano tiene derecho a ser asistido por los servicios de salud para su curación y rehabilitación, como para ser el objeto de políticas de información para la prevención de enfermedades. Además, los estados tienen el deber de invertir recursos en procurar un desarrollo sostenible del sistema sanitario, así como el fomento de la investigación.

En estos tiempos que nos ha tocado vivir, donde nos están colonizando a través de los Mass Media e implantando un régimen farmacológico, basado en el miedo al otro a través del miedo ancestral a la muerte, los estados nos han fallado y la medicina tradicional nos ha fallado. La confianza se ha roto por las malas praxis y mentiras difundidas por los grandes medios de comunicación. La honestidad ha dado paso al negocio a costa de nuestra salud, es el negocio de la Big Pharma.  

Creemos que es necesario volver de algún modo a pensar en nuestra esencia como seres humanos. Tomemos nuestra herencia ancestral curativa y utilicémosla amparándonos en ese conocimiento que tenemos como seres humanos.

Pero no se trata de renunciar a toda la medicina convencional. Se trata de tener la capacidad de discernir aquello útil y que nos hace sanar, de lo estéril o dañino que existen en las prácticas médicas actuales. Y se trata también de volver a abrazar los saberes curativos históricos que, desde hace décadas, han sido denostados y apartados, para darles el valor que merecen.

Tenemos que ser los dadores propios y de nuestro entorno, de herramientas saludables, de prevención, autocuración, para ello tenemos que indagar las diferentes formas como la utilización del CDS, al alcance de la mano de todas las personas.

Para ello hemos trabajado este texto que se adentra en algunas cuestiones relevantes sobre: el origen del CDS, qué es exactamente, las diferentes investigaciones que se han llevado a cabo, como se usa, así como los diferentes protocolos aplicados a diversas enfermedades. También anexamos diferentes fuentes en las que podréis ir ampliando la información.

El dióxido de cloro es reconocido desde el año 2013 como medicamento, es inocuo, y desde hace 30 años se ha investigado, patentizado y aplicado en diferentes enfermedades.

La función del CDS es oxigenar las células enfermas y prepara al cuerpo para su curación. Recordemos que es un medicamento cuyo tratamiento de choque es muy efectivo ante diversas enfermedades en las dosis recomendadas, como cualquier otro medicamento.

Es además desde hace más mas de 100 años un agente microcida, viricida y bactericida que se utiliza en el agua y en muchos productos alimenticios.

Aquí compartimos esta herramienta, que puedes usar responsablemente, para tu salud y la de los tuyos.

  1. ORIGEN DEL MMS HISTORIA:

Jim Humble descubre por primera vez el MMS.

Os contaré un cuento que no es un cuento, pero que hay intereses poderosos por mantenerlo como un cuento. La historia se desarrolló en Guyana, al ladito de Venezuela. Había un señor llamado Jim Humble, un ingeniero desarrollando un proyecto de ingeniería cuyo objetivo era encontrar oro en la selva. De repente, algunas personas de su equipo se empiezan a encontrar mal: fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, vómitos…era la Malaria.

No estaban preparados para esta contingencia y enviaron a algunas personas a por medicamentos, porque no disponían de ninguno adecuado allí donde se encontraban. Pero estaban muy alejados del lugar más cercano que les proveyera de esta medicina, sabían que tardarían varios días.

Así que Jim Humble ni corto ni perezoso, se le ocurrió darles de beber agua con oxígeno estabilizado y para su sorpresa se curaron en cuestión de horas.

El señor Jim Humble al observar este descubrimiento, vuelve para investigar cómo funciona el oxígeno estabilizado y concluye que el dióxido de cloro puede actuar de manera parecida. El dióxido de cloro es un gas que se obtiene de la activación del clorito de sodio.

En conclusión, Jim descubrió que el óxido de cloro puede limpiar tu organismo de patógenos y venenos. Esto deja tu cuerpo a punto para poder funcionar correctamente y sanar. En palabras de Jim “el cuerpo cura al cuerpo”.[1]

  1. ¿QUÉ ES EL MMS?

Sobre sus Siglas:

El MMS: (mineral, miracle, ahora traducido como máster, solution). Liquido mineral maestro.

ASC: (acidified, sodium, clorito) Clorito de sodio acidificado.

CDS: Solución de Dióxido de Cloro (ASC introducido dentro de una solución acuosa).

NP001: es lo mismo que clorito de sodio sin acidificar. Estas siglas son las que se utilizan para la patente de Neuraltus Pharmaceutical, que fue su primer y único producto.

TCDO (Tetracloro Decaóxido) o WF-10: sustancia química cuya equivalencia con el CDS está demostrada desde el año 1984[2]

  • ¿Para qué se utiliza?

El MMS o ASC es el clorito de sodio, conocido desde hace muchos años y usado habitualmente para purificar el agua y que los alimentos de consumo humano no produzcan infecciones, no son tóxicos porque previamente se han realizado estudios para garantizar el consumo humano.

  • Proceso de acidificación

El Dióxido de Cloro es un gas que se genera activando el MMS a través de un ácido.

El MMS se suele vender al 28% de concentración y se puede activar, por ejemplo, con ácido cítrico, ácido clorhídrico, ácido acético (vinagre), zumo de limón…

Se vende también el ácido cítrico al 50% para que la proporción sea de una gota de clorito y una gota de MMS. Si se hace con limón por cada gota de clorito son cinco gotas de zumo de limón porque así es al 10%. También se puede hacer con ácido clorhídrico, ácido acético (vinagre) u otros ácidos.

Esta activación química lo que hace es liberar un gas que es el Dióxido de Cloro. Su principal propiedad es la oxidación. Esta propiedad oxidativa también la tiene el oxígeno y el ozono, pero el grado de oxidación del oxígeno y el ozono es demasiado elevada y tanto la función como el efecto es otro.

  • ¿Cómo funciona el CDS en el organismo humano?

Para entender que es lo que hace exactamente el dióxido de cloro en el cuerpo hay que saber primero que se entiende por respirar desde el punto de vista fisiológico.

Respirar es la interactuación del oxígeno con las células sanas del cuerpo o ciclo de Krebs. Es decir, cuando las células sanas cogen oxígeno y realizan una cadena de intercambio de electrones con las mitocondrias, y estas liberan ATP (adenosín trifosfato) que es la energía.[3]

Finalmente se realiza un proceso de desintoxicación del cuerpo y se eliminan estas sustancias como desechos metabólicos y en ocasiones se produce una reacción natural cuando el cuerpo se desintoxica que se llama la reacción de Herxheimer.

  • Efectos beneficiosos para la salud humana:

Microcida, bactericida, viricida: Se realiza directamente por oxidación, agujerea y quema las membranas de los virus, bacterias y microbios. Así se destruyen estos microorganismos, sin destruir la célula humana que tiene una protección de electrocitos que tienen el sistema de glutatión que es un antioxidante protector. Hay que apuntar que el glutatión se puede administrar y está comercializado con el nombre de Flumir en España.[4]

Inmuno-modulador[5]: Este efecto está especificado en la parte de COVID por ser este efecto muy importante contra algunos de los desencadenantes fatales del COVID-19.

Efecto Antiinflamatorio: También especificado en el apartado mencionado anteriormente.

  1. ESTUDIOS CIENTÍFICOS REALIZADOS HASTA LA FECHA

Agencia Europea del Medicamento[6] y el tratamiento en la esclerosis lateral amiotrófica.[7]

El MMS o clorito de sodio está aprobado oficialmente como medicamento según la agencia europea del medicamento, para una aplicación endovenosa en la esclerosis lateral amiotrófica.

Se le llama “medicamento huérfano” a partir de 2013[8], se les atribuye a sustancias que tienen un potencial de seguridad de administración y que han demostrado su efectividad terapéutica, pero está orientado a enfermedades que afectan a pocas personas por lo que las farmacéuticas no tendrían ganancias con ello. Por eso las subvencionan.

Para que este medicamento se aprobara, fue necesario un estudio para demostrar que no hay efectos negativos, tóxicos, por tanto, podemos afirmar que es un medicamento no tóxico.

El mecanismo de actuación, según la agencia europea del medicamento, es la regulación de la actividad de los macrófagos. Así son llamadas a las células de la inmunidad, que en la esclerosis estaría desregulada y podría inducir una inflamación crónica.[9]

Otras investigaciones

  • Evaluaciones clínicas controladas de dióxido de cloro, clorito y clorato en el hombre.[10]
  • Evaluación de eficacia y seguridad solución de dióxido de cloro.[11]
  • El dióxido de cloro inhibe la replicación del virus del síndrome respiratorio y reproductivo porcino al bloquear la fijación viral.[12]
  • Efecto protector del gas de dióxido de cloro de baja concentración contra la infección por el virus de la influenza A.[13]
  • Ensayo aleatorizado de fase 2 de NP001, un nuevo regulador inmune: seguridad y eficacia temprana en ELA esclerosis lateral amiotrófica.[14]
  • Evaluación de eficacia y seguridad de una solución de dióxido de cloro.[15]
  • Efectos toxicológicos del clorito en el ratón.[16]
  • El dióxido de cloro es un agente antimicrobiano de tamaño selectivo.[17]
  • Los antioxidantes previenen los efectos que promueven la salud del ejercicio físico en humanos.[18]
  • Dióxido de cloro (CLO2) como agente antimicrobiano no tóxico para virus, bacterias y levaduras (Cándida Albicans)[19]
  • Impacto de la esterilización con gas de dióxido de cloro en la viabilidad de organismos nosocomiales en una habitación de hospital.[20]
  • Malaclorito ATC para el tratamiento de pacientes con infección aguda por Plasmodium falciparum: un estudio piloto que incorpora 500 pacientes en el área rural de Camerún.[21]
  • La COMUSAV actualmente está realizando una investigación y puesta en práctica del CDS en pacientes de coronavirus en toda Latinoamérica.
  • La Cruz Roja realizó un estudio sobre el CDS y la Malaria que nunca llegó a salir a la luz.

Observaciones interesantes

En cuanto a los estudios sobre su eficacia de la patente NP001, no fueron concluidos porque esta farmacéutica desaparece. Pero es importante apuntar que desde el año 1984 Habermas y Müller establecen la equivalencia química entre el TCDO o WF-10 con el CDS. Desde este año esta sustancia química equivalente estaba patentada, estudiada su inocuidad y comercializada como Inmunokine, producida por el laboratorio Oxo Xemie[22].

Este laboratorio Oxo Xemie está radicado en Tailandia y patentado por un científico alemán radicado en este país, y lleva 30 años de estudios de esta sustancia en la Universidad de Tailandia, con patologías como la cistitis post-hemorrágica, postradiación y úlceras de pie diabéticos. También han administrado esta sustancia en California en los años 90 en pacientes con Sida y Cáncer.  

Su seguridad está ampliamente documentada y garantizado también su efecto microcida, viricida, bactericida, inmuno-modulador y antiinflamatorio sobre los radicales libres. Estos dos últimos efectos son la clave para el tratamiento para algunos de los síntomas por COVID[23], que se especificarán más en el apartado de COVID-19.

  1. CÓMO SE HACE EL CDS:

Esta información es extraída de la página de Andreas Kalcker, para mayor detalle dirígete directamente al enlace que se añade en el pie de página.

Componentes:

  • Tarro de cristal con tapa hermética. Ancho y bajo.
  • Un vasito pequeño (tipo chupito) que quepa dentro del bote.
  • 5 ml de Clorito Sódico entre el 22,5-28%.
  • 5 ml de activador: ácido clorhídrico al 4% o ácido cítrico al 50%.
  • 500 ml de agua destilada o agua mineral.
  • Pipeta de cristal para medir.

Proceso de activación:

Se mete dentro del bote el vasito pequeño. Se echa medio litro del agua sin que entre dentro del vasito, el agua rodea el vasito sin llegar a cubrirlo por lo que el bote tiene que ser ancho y bajito, que quepa el medio litro de agua y que todavía quede un espacio de dos a tres dedos por encima. Este bote es recomendable que sea de cierre hermético.

Con una pipeta donde puedas medir 5 ml del clorito sódico al 24%, si es el caso, para ello se quita la parte de arriba de la pipeta, se pone el dedo abajo para que no salga y se llena. Se quita el dedo y se deja que caigan los 5 ml en el vasito.

Se realiza el mismo procedimiento con el ácido clorhídrico. Se cierra la tapa y se deja en un lugar oscuro y seco hasta el día siguiente.

Al día siguiente se abre el bote en un lugar ventilado, se saca el vasito con el líquido que tenga dentro y se vacía en otro bote de residuos (estos residuos se pueden usar como desinfectante doméstico, para limpieza o trapos…).

Se vuelve a echar otros 5 ml de MMS y otros 5 ml de ácido clorhídrico en el vasito que está vacío, se vuelve a meter en el bote y se vuelve a tapar y se vuelve a guardar en un lugar seco y oscuro hasta el día siguiente.

Se vuelve a vaciar el vasito en residuos. De esta manera la proporción de dióxido de cloro en agua, con este proceso descrito ya estaría a 3000 ppm. Hay que fijarse que el color coincida con el color del aceite de girasol.[24]

  1. PROTOCOLOS MMS Y CDS[25]

Protocolo contra coronavirus[26]:

La Big Pharma respaldada por los estados, nos repite que no hay cura para el coronavirus y que la única y última solución es, según su criterio, la vacuna cuyos efectos nocivos y de toxicidad en la salud de las personas no están demostrados, como tampoco su efectividad. El CDS, sin embargo, criminalizado, estigmatizado y difamado, está sobradamente demostrado que no tiene efectos nocivos para la salud de las personas y que el efecto en el coronavirus es su inactivación gracias a la oxigenación que se genera en las células acidificadas.

Los sanitarios, como el último eslabón que parte de la cúpula de la Big Pharma, son los encargados de velar por la salud del paciente, y de considerar lo mejor para éste según la Declaración de Ginebra y el Código Internacional de Ética Médica. Por tanto, es un deber inalienable, y deberían tenerlo siempre presente cuando se anima a la población a vacunarse o a usar mascarillas, por ejemplo, sin tener en cuenta otras opciones que son claramente más saludables para el paciente. De esta forma, actúan obedeciendo ciegamente a sus superiores y dejando a un lado su código ético.

El que los responsables de la salud de las personas tengan una postura crítica ante la medicina oficial, cuando esta se aleja de la científicamente probada, no solo es necesario, sino de obligado cumplimiento. Esa responsabilidad que adquirieron cuando decidieron que dedicarían su vida a esta labor, tendría que estar basada en lo que es éticamente correcto. Para ello habría que tener en cuenta y ampararse en ese código ético aplicado en los juicios de Núremberg para distinguir estas dos vertientes, y no dejarse llevar por posturas oficialistas que podrían acarrear graves consecuencias para la salud humana, incluso la muerte.

Recordemos también la Declaración de Helsinki, en el artículo 32 donde menciona que para tratar a una persona enferma un médico tiene la libertad de utilizar un nuevo procedimiento médico, si en ese momento no hay ninguna forma conocida de ayudar al paciente, y que además esté en riesgo su vida.   Sabiendo pues, que existe este tipo de medicamentos, el CDS, que lo único que ha venido demostrando es su eficacia para combatir muchas enfermedades, los sanitarios deberían de tenerlo muy en cuenta.

Por lo tanto, probar estas intervenciones solo podrían dar una esperanza de curación a personas que, con el uso excesivo de medicamentos en los hospitales y malas praxis no han beneficiado a los pacientes ni los han curado, y han alimentado una cadena de errores que han desencadenado la muerte de muchas personas.

Existen unos protocolos de intervención que ha desarrollado Andreas Kalcker, y que consideramos que pueden ayudar a superar estas situaciones de emergencia sanitaria, y que nos dan un soplo de esperanza en este maremágnum de información, y que os mostramos en este informe.

“Tales intervenciones deben ser investigadas posteriormente a fin de evaluar su seguridad y eficacia. En todos los casos, esa información nueva debe ser registrada y, cuando sea oportuno, puesta a disposición del público.” (Kalcker)

  • Protocolo de Choque:

Se usa en tratamientos puntuales, no graves, pero sí de urgencia, o en casos de dolor severo donde se observe un aumento rápido de una infección o enfermedad desconocida.

Se toman 6 gotas de CDS activado en 200 ml de agua y después de dos horas se repite, con otras 6 gotas más.

Posteriormente se toman 3 gotas cada dos horas hasta completar unas ocho tomas al día.

Debe de haber al final del día una mejora, de no ser así consultar con el médico de urgencias.

–          Otros tipos de Protocolos:

Existen otro tipo de protocolo que no desglosaremos aquí pero que se pueden consultar en la página mencionada al principio:

  • Protocolo I Insectos
  • Protocolo J Boca
  • Protocolo K Kit combinando DMSO Piel
  • Protocolo L Lavado, Baño
  • Protocolo M Malaria
  • Protocolo O Oftalmológico y Nasal
  • Protocolo P Parásitos
  • Protocolo Q Quemaduras
  • Protocolo S Sensibles al CDS
  1. PRECAUCIONES IMPORTANTES

Estas son las precauciones que consideramos más importantes, sin embargo, en la página de Andreas Kalcker se dan especificaciones más precisas al respecto.

  • No confundir clorito de sodio (MMS) con hipoclorito de sodio (lejía).
  • No inhalar los gases de dióxido de cloro durante un tiempo prolongado porque irrita la garganta, realizar la preparación en lugares ventilados y usar gafas de protección.
  • Cuando se activa el MMS hay que añadirle el agua recomendada, no ha de usarse de manera concentrada.
  • Si salpica líquido en la piel o ropa, lavarlo con agua abundante.
  • No preparar cantidades grandes a la vez.
  • No utilizar recipientes de metal, incluido el acero inoxidable.
  • No utilizar goteros de goma, ni botes de plástico, ya que no resistirían la alcalinidad ni acidez, además las gotas de estos goteros de goma son demasiado grandes. Se recomienda usar goteros oftalmológicos.[27]
  • Espaciar las dosis de las comidas por la reacción que pueda tener en el estómago por lo menos ½ hora.
  • Espaciar las dosis de la toma de medicamente de 1 a 2 horas.
  • No tomar cítricos –naranja, limón, pomelo, lima–, ni kiwis, ni frutas o sustancias que contengan vitamina C, tampoco tomar café, té, alcohol, ácido ascórbico, conservantes o suplementos (antioxidantes) o bicarbonato, durante al menos 4 horas antes de empezar con el MMS o el CDS, o 2 horas después de haberse tomado la última dosis diaria. No suelen hacer reacción, pero si neutralizan la eficacia del dióxido de cloro.[28]
  1. PAÍSES QUE HAYAN ABIERTO LA PUERTA A SU EXPERIMENTACIÓN EN RELACIÓN CON EL CLORITO DE SODIO Y EL TRATAMIENTO DE SARS COV2:

En la Universidad de Heidelberg se han realizado estudios sobre el efecto del inmuno-modulador del WF-10[29]: Al regular los linfocitos CD16, que son los responsables de la producción de la interloquina 6 marcador más activo de la “tormenta de citoquinas”, el desencadenante de los desenlaces más graves del COVID-19  y el efecto antinflamatorio del ion clorito a los Radicales Libres, que son los responsables de la coagulación intravascular diseminada, que es el mecanismo último del cuerpo, según las autopsias de Italia, antes de que la persona fallezca por COVID-19. [30]

En Latinoamérica la Coalición Mundial Salud y Vida (COMUSAV)[31] se originó en Ecuador en contexto de la crisis sanitaria, y a la colaboración de Andreas Kalcker, lo componen catorce países con más de 3000 y otras personas de otras disciplinas que hacen este grupo enriquecido por un enfoque multidisciplinar. Y que viendo las experiencias positivas que habían tenido en algunos países de Latinoamérica, se animaron a conformar este grupo de acción e investigación.

En Bolivia uno de los países más valientes durante esta crisis sanitaria ha sido Bolivia, quien abiertamente ha abierto las puertas al uso del dióxido de cloro a través de su Senado, y su distribución en toda la población afectada por el COVID 19

El pleno del senado aprobó el 14 de Julio una ley que “autoriza de manera excepcional, la elaboración, comercialización, suministro y uso de la solución del Dióxido de cloro (…) para tratar el coronavirus”.[32]

De momento solo se puede aspirar a que dure, mientas dura la crisis sanitaria. Se hará eso si, en laboratorios, por lo que se garantizan las dosis y las recomendaciones apropiadas para el buen uso de este medicamento.

Se ha dado luz verde a laboratorios, universidades para comerciar con los organismos oficiales, y se puede vender sin receta médica, garantizando el suministro en el circuito de salud pública.

También se estará garantizando una campaña sobre el uso adecuado, ya que mucho se había especulado en el mercado negro, que no tiene regulación de ningún tipo.

  • ¿POR QUÉ EL MMS ES PERSEGUIDO?:

El MMS, es un producto barato, existe en abundancia, su fabricación es sencilla, por lo que el beneficio para la Big Pharma sería mínimo.[33].

Se usa para muchas enfermedades a través de las marcas patentadas y otras tantas de manera clandestina, con resultados positivos, hay quien afirma que el Dióxido de cloro podría curan un porcentaje tan alto como el de un 80% de enfermedades, por ello a las farmacéuticas no les conviene en términos de beneficios económicos desarrollarla, no es rentable para las farmacéuticas, que basan su negocio en la enfermedad y no en la salud de las personas. Si así fuera esta afirmación, habría que plantearse ¿cuál es el objetivo primordial de las farmacéuticas? ¿sería el de curarnos o el de cronificar las enfermedades? ¿podríamos seguir confiando en la medicina tradicional como hasta ahora? ¿Queremos sanar o ser farmacodependientes?

Estas preguntas os las dejamos a vosotros, creemos que es momento que la historia nos muestra para que te empoderes y tomes las riendas de tu salud.

(Si tienes nueva información que crees que se podrían añadir al informe escríbenos un correo a info@abrelosojos.xyz o deja un comentario a pie de página).

Izel Siuatl


[1] https://jimhumble.co/

[2] https://www.youtube.com/watch?v=O-6FeU0hxCg

[3] https://www.brighteon.com/615ab596-11a4-4a6c-a62c-bf8f9e908e72

[4] https://www.youtube.com/watch?v=O-6FeU0hxCg

[5] https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/Tetrachlorodecaoxide

[6] https://www.terapeuta-mms.com/medicina-legal/

[7] https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/orphan-designations/eu3131139

[8] https://ec.europa.eu/health/documents/community-register/2013/20130619126156/dec_126156_es.pdf

[9] https://www.brighteon.com/615ab596-11a4-4a6c-a62c-bf8f9e908e72

[10]  https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7185581/ Descargar estudio

[11] Efficacy and Safety Evaluation of a Chlorine Dioxide Solution https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5369164/ – doi: 10.3390/ijerph14030329 Descargar estudio

[12] Chlorine Dioxide Inhibits the Replication of Porcine Reproductive and Respiratory Syndrome Virus by Blocking Viral Attachment PMID: 30395996 DOI: 10.1016/j.meegid.2018.11.002 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30395996/ Descargar Estudio

[13]Protective Effect of Low-Concentration Chlorine Dioxide Gas Against Influenza A Virus Infection PMID: 18089729DOI: 10.1099/vir.0.83393-0 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18089729/ Descargar Estudio

[14] Randomized phase 2 trial of NP001-a novel immune regulator: Safety and early efficacy in amyotrophic lateral sclerosis (ALS). Neurol Neuroimmunol Neuroinflamm 2015;2:e100; doi: 10.1212/ NXI.0000000000000100
http://europepmc.org/articles/PMC4396529?pdf=render

[15] Efficacy and Safety Evaluation of a Chlorine Dioxide Solution doi: 10.3390/ijerph14030329 PMCID: PMC5369164 PMID: 28327506 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5369164/

[16] Toxicological effects of chlorite in the mouse PMID: 7151765 PMCID: PMC1569033 DOI: 10.1289/ehp.824631 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7151765/ Descargar Estudio

[17] Chlorine Dioxide Is a Size-Selective Antimicrobial Agent doi: 10.1371/journal.pone.0079157PMCID: PMC3818415 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3818415/
Descargar estudio

[18] Antioxidants prevent health-promoting effects of physical exercise in humans DOI: 10.1073/pnas.0903485106 · Fuente: PubMed Descargar Estudio

[19] Chlorine Dioxide (CLO2) as a Non-Toxic Antimicrobial Agent for Virus, Bacteria and Yeast (Candida Albicans) DOI: 10.15406/ijvv.2016.02.00052 Descargar Estudio

[20] Impact of Chlorine Dioxide Gas Sterilization on Nosocomial Organism Viability in a Hospital Room – doi: 10.3390/ijerph10062596 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3717754/ Descargar Estudio

[21] ATC Malachlorite® for treatment of patients with acute Plasmodium falciparum infection: A pilot study incorporating 500 patients in the rural area of Cameroon DOI: 10.30574/gscbps.2018.2.2.0004 Descargar Estudio

[22] https://es.linkedin.com/company/oxo-chemie-thailand-co.-ltd.

[23] https://www.youtube.com/watch?v=O-6FeU0hxCg

[24] https://andreaskalcker.com/protocolos/

[25] https://andreaskalcker.com/protocolos/

[26] https://andreaskalcker.com/wp-content/uploads/2020/04/dixido-de-cloro-contra-coronavirus-v2.1.pdf

[27] https://andreaskalcker.com/precauciones/

[28] https://cienciaysaludnatural.com/cds-mms-dioxido-de-cloro/

[29] https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/Tetrachlorodecaoxide

[30] https://www.youtube.com/watch?v=O-6FeU0hxCg

[31] https://www.youtube.com/watch?v=O-6FeU0hxCg

[32] https://web.senado.gob.bo/prensa/noticias/aprueban-norma-que-permite-la-producci%C3%B3n-y-uso-adecuado-de-la-soluci%C3%B3n-de-di%C3%B3xido-de

[33] https://www.brighteon.com/1f2133d4-eb6a-473a-a4e3-07bafa8d1ffc`

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *