El fraude de las PCR al descubierto (1)

Nuestra entrada de hoy está dedicada a la mayor noticia que se ha producido en este año desde la declaratoria de pandemia en lo relacionado con la controvertibilidad científica del fenómeno Covid19 y su corolario de medidas sanitarias y administrativas de enorme calado en el devenir de nuestras sociedades. Se trata de la publicación de una Revisión científica por pares publicada este pasado 26 de Noviembre sobre el artículo científico publicado el 23 de enero de 2020 (unos días después del artículo que señalaba desde Wuhan el hallazgo del nuevo coronavirus), firmado por el Dr Drosten, el Dr. Corman y otros 22 científicos internacionales y por el cual se presentaba al Mundo la supuesta prueba apta para la detección del virus SarsCoV2 y el protocolo para la diagnosis de base de la enfermedad Covid 19. La importancia de esta Revisión reside en el hecho de que es sobre la base de ese documento y del test que pretende presentar y protocolizar, producido en apenas unos días y no validado por pares, sobre lo que se ha apoyado argumentalmente la retahíla de declaraciones, medidas y estadísticas extendida por organismos internacionales, estatales y medios de comunicación de masas: la RT-PCR es la piedra angular de la narrativa covídica. La Revisión está compuesta por una Carta en la que se solicita la retirada del Diario Europeo de Vigilancia epidemiológica (Eurosurveillance) del artículo de Drosten y su equipo, así como de una explicación del por qué de esta solicitud, que remite al artículo extenso y en el que se develan 10 fraudes contenidos en la publicación de Drosten, Corman et al. Hemos organizado la entrada en 3 partes: la Carta, firmada por 17 profesionales de las ciencias de la vida; una síntesis del artículo de Revisión; y el catálogo que resume los 10 errores principales. Invitamos a los lectores de ABRE LOS OJOS a revisar con detenimiento este documento y difundir esta entrada por todos los medios disponibles. Nos jugamos la verdad.

  1. LA CARTA

26 de noviembre de 2020,
Para: Consejo Editorial Eurosurveillance
Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC)
El Boulevard 40 de Gustav III
16973 Solna
Suecia
Sujeto: Revisión externa y solicitud de retirada del documento de Corman et al, publicado en Eurosurveillance el 23 de enero de 2020.

Estimado Comité editorial de Eurosurveillance,

Nosotros, un consorcio internacional de científicos de Ciencias de la vida, escribimos esta carta en respuesta al artículo «Detección del coronavirus del 2019 (2019-nCoV) por RT-PCR en tiempo real» publicado en Eurosurveillance (23 de enero de 2020) y co-escrito por Victor M Corman , Olfert Landt , Marco Kaiser , Richard Molenkamp, Adam Meijer, Daniel KW Chu, Tobias Bleicker , Sebastian Brünink, Julia Schneider , Marie Luisa Schmidt , Daphne GJC Mulders , Bart L Haagmans , Bas van der Veer , Sharon van den Brink, Lisa Wijsman, Gabriel Goderski, Jean-Louis Romette, Joanna Ellis, Maria Zambon, Malik Peiris, Herman Goossens, Chantal Reusken, Marion PG Koopmans, y Christian Drosten.

En el presente documento (en adelante denominado «documento Corman-Drosten»), publicado por «Eurosurveillance» el 23 de enero de 2020, se describe un método de RT-PCR para detectar el nuevo coronavirus (también conocido como SARS-CoV2). Tras un examen minucioso, nuestro consorcio internacional de científicos especializados en ciencias de la vida determinó que el documento de Corman-Drosten presentaba graves deficiencias en cuanto a su diseño biomolecular y metodológico. Se pueden encontrar argumentos científicos detallados en nuestro examen «Examen externo por pares de la prueba RTPCR para detectar el SARS-CoV2 revela 10 defectos científicos importantes a nivel molecular y metodológico: consecuencias para los resultados positivos falsos», que presentamos para su publicación en Eurosurveillance.
Además, la fecha de presentación y la fecha de aceptación de este documento son el 21 y el 22 de enero, respectivamente. Teniendo en cuenta los graves errores de diseño y metodología de la prueba RT-PCR publicada por «Eurosurveillance», esto plantea la preocupación de si el documento fue sometido a alguna revisión por pares.

No se ha cumplido una solicitud anterior de nuestra parte (Dr. P. Borger; correo electrónico 26/10/2020) a los editores de «Eurosurveillance» para que proporcionen el informe de revisión por pares del documento Corman-Drosten. Hemos adjuntado su respuesta por correo electrónico (con fecha 18/11/2020) indicando que no desea revelar información importante para resolver este enigma.

Confiamos en que usted tomará nuestras objeciones científicas seriamente y reconocerá que no hay otra alternativa que aceptar nuestra solicitud de retirar el documento Corman-Drosten.

Sinceramente,
Dr. Pieter Borger (MSc, PhD), Genética Molecular, Investigador Asociado de W+W, Lörrach, Alemania

Prof. Dr. Ulrike Kämmerer, especialista en Virología / Inmunología / Biología Humana / Biología Celular, Hospital Universitario de Würzburg, Alemania

Prof. Dr. Klaus Steger, Departamento de Urología, Urología Pediátrica y Andrología, Andrología Molecular, Centro de Investigación Biomédica de la Universidad Justus Liebig, Giessen, Alemania

Prof. Dr. Makoto Ohashi, Profesor emérito, Doctor en Microbiología e Inmunología, Universidad de Tokushima, Japón

Prof. Dr. med. Henrik Ullrich, especialista en Radiología Diagnóstica, Médico Jefe del Centro de Radiología del Hospital Collm Oschatz, Alemania

Rajesh K. Malhotra (Artista Alias: Bobby Rajesh Malhotra), Ex Artista 3D / Visualizaciones Científicas en el CeMM – Centro de Medicina Molecular de la Academia Austríaca de Ciencias (2019-2020), Universidad de Artes Aplicadas – Departamento de Artes Digitales Viena, Austria

Dr. Michael Yeadon BSs(Hons) Biochem Tox U Surrey, PhD Pharmacology U Surrey. Director Gerente de Yeadon Consulting Ltd, ex Jefe Científico de Pfizer, Reino Unido

Dr. Kevin P. Corbett, MSc Enfermería (Kings College London) PhD (London South Bank) Ciencias Sociales (Estudios de Ciencia y Tecnología) Londres, Inglaterra, Reino Unido

Dra. Clare Craig MA, (Cantab) BM, BCh (Oxon), FRCPath, Reino Unido

Kevin McKernan, BS Universidad de Emory, Director Científico, fundador de Medical Genomics, diseñó la tubería de secuenciación en WIBR/MIT para el Proyecto del Genoma Humano, Inventó y desarrolló el secuenciador SOLiD, otorgó patentes relacionadas con la PCR, el aislamiento y la secuenciación del ADN, EE.UU.

Dra. Lidiya Angelova, MSc en Biología, PhD en Microbiología, Ex investigadora del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), Maryland, EE.UU.

Dr. Fabio Franchi, ex Dirigente Médico (M.D.) en una sala de enfermedades infecciosas, especializado en «Enfermedades infecciosas» y «Higiene y medicina preventiva», Società Scientifica per il Principio di Precauzione (SSPP), Italia

Dr. med. Thomas Binder, Internista y Cardiólogo (FMH), Suiza

Dr. Stefano Scoglio, Doctor en Ciencias, Microbiólogo, Nutricionista, Italia

Dr. Paul McSheehy (BSc, PhD), bioquímico y farmacólogo industrial, Loerrach, Alemania

Dra. Marjolein Doesburg-van Kleffens, (MSc, PhD), especialista en Medicina de Laboratorio (química clínica), Maasziekenhuis Pantein, Beugen, Países Bajos

Dra. Dorothea Gilbert (MSc, PhD), PhD Química Ambiental y Toxicología. DGI Consulting Services, Oslo, Noruega

2. SÍNTESIS DEL ESTUDIO (traducido del documento completo en inglés, consultable aquí)

En la publicación titulada «Detección del nuevo coronavirus de 2019 (2019-nCoV) mediante RT-PCR en tiempo real» (Eurosurveillance 25(8) 2020) los autores presentan un flujo de trabajo de diagnóstico y un protocolo de RT-qPCR para la detección y el diagnóstico de 2019-nCoV (ahora conocido como SARS-CoV-2), que afirman haber validado, así como una sólida metodología de diagnóstico para su uso en laboratorios de salud pública.

A la luz de todas las consecuencias resultantes de esta misma publicación para las sociedades de todo el mundo, un grupo de investigadores independientes realizó un examen punto por punto de la mencionada publicación en el que 1) se verificaron de manera cruzada todos los componentes del diseño del ensayo presentado, 2) se evaluaron las recomendaciones del protocolo RT-qPCR con respecto a las buenas prácticas de laboratorio, y 3) se examinaron los parámetros en relación con la literatura científica pertinente que abarca el campo.

El protocolo RT-qPCR publicado para la detección y el diagnóstico de 2019-nCoV y el manuscrito adolecen de numerosos errores técnicos y científicos, entre ellos un diseño insuficiente del cebador, un protocolo RT-qPCR problemático e insuficiente y la ausencia de una validación precisa de la prueba. Ni la prueba presentada ni el propio manuscrito cumplen los requisitos para una publicación científica aceptable. Además, no se mencionan los graves conflictos de intereses de los autores. Por último, el plazo muy breve entre la presentación y la aceptación de la publicación (24 horas) significa que en este caso no se realizó un proceso sistemático de revisión por pares o que la calidad fue deficiente. Proporcionamos pruebas convincentes de varias insuficiencias, errores y fallas científicas.

Considerando los defectos científicos y metodológicos presentados aquí, confiamos en que el consejo editorial de Eurosurveillance no tenga otra opción que retractarse de la publicación.

En el presente documento se mostrarán numerosos y graves defectos del documento de Corman-Drosten, cuya importancia ha llevado a un diagnóstico erróneo en todo el mundo de las infecciones atribuidas al SARS-CoV-2 y asociadas a la enfermedad COVID-19. Nos enfrentamos a rigurosos cierres que han destruido la vida y los medios de subsistencia de muchas personas, el acceso limitado a la educación y estas restricciones impuestas por los gobiernos de todo el mundo son un ataque directo a los derechos básicos de las personas y a sus libertades personales, lo que provoca daños colaterales para economías enteras a escala mundial.

Hay diez problemas fatales en el documento de Corman-Drosten que esbozaremos y explicaremos con mayor detalle en las siguientes secciones.

El primero y más importante es que el nuevo Coronavirus SARS-CoV-2 (en la publicación denominada 2019-nCoV y en febrero de 2020 denominada SARS-CoV-2 por un consorcio internacional de expertos en virus) se basa en secuencias in silico (teóricas), suministradas por un laboratorio de China [1], porque en ese momento no se disponía de material de control del SARS-CoV-2 infeccioso («vivo») o inactivado ni de ARN genómico aislado del virus. Hasta la fecha, la autoría no ha realizado ninguna validación basada en virus aislados del SARS-CoV-2 o en el ARN completo del mismo. Según Corman y otros..:

"Nos propusimos desarrollar y desplegar una metodología de diagnóstico robusta para su uso en laboratorios de salud pública sin disponer de material del virus". [1]

En este caso, la atención debe centrarse en los dos objetivos declarados: a) el desarrollo y b) el despliegue de una prueba de diagnóstico para su uso en los laboratorios de salud pública. Estos objetivos no pueden alcanzarse sin disponer de material viral real (por ejemplo, para determinar la carga viral infecciosa). En cualquier caso, sólo un protocolo con la máxima precisión puede ser el objetivo obligatorio y primario en cualquier escenario – resultado de esta magnitud. La determinación de la carga viral crítica es una información obligatoria, y es responsabilidad del grupo de Christian Drosten realizar estos experimentos y proporcionar los datos cruciales.

Sin embargo, estas secuencias in silico se utilizaron para desarrollar una metodología de prueba RT-PCR para identificar el virus mencionado. Este modelo se basó en el supuesto de que el nuevo virus es muy similar al SARS-CoV de 2003, ya que ambos son beta-coronavirus.

Por lo tanto, la prueba de PCR se diseñó utilizando la secuencia genómica del SARS-CoV como material de control para el componente Sarbeco; lo sabemos por nuestra comunicación personal por correo electrónico con [2] uno de los coautores del documento de Corman-Drosten. Este método para modelar el SARS-CoV-2 fue descrito en el documento de Corman-Drosten de la siguiente manera:

"El establecimiento y la validación de un flujo de trabajo de diagnóstico para la detección del 2019-nCoV y la confirmación específica, diseñado en ausencia de aislamientos de virus disponibles o de muestras de pacientes originales. El diseño y la validación fueron posibles gracias a la estrecha relación genética con el SARS-CoV de 2003, y con la ayuda del uso de la tecnología del ácido nucleico sintético".

La Reacción en Cadena de la Polimerasa de Transcripción Inversa (RT-PCR) es una importante tecnología biomolecular para detectar rápidamente fragmentos raros de ARN, que se conocen de antemano. En el primer paso, las moléculas de ARN presentes en la muestra se transcriben de forma inversa para producir ADNc. A continuación, el ADNc se amplifica en la reacción en cadena de la polimerasa utilizando un par de cebadores específicos y una enzima de ADN polimerasa termoestable. La tecnología es altamente sensible y su límite de detección es teóricamente 1 molécula de ADNc. La especificidad de la PCR está altamente influenciada por errores de diseño biomolecular.

3. CATÁLOGO RESUMIDO DE LOS ERRORES ENCONTRADOS EN EL DOCUMENTO

El documento de Corman-Drosten contiene los siguientes errores específicos:

  1. No existe una razón específica para utilizar estas concentraciones extremadamente altas de cebadores en este protocolo. Las concentraciones descritas conducen a un aumento de los enlaces inespecíficos y a amplificaciones del producto de la PCR, lo que hace que la prueba no sea adecuada como herramienta de diagnóstico específica para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  2. La confusa descripción inespecífica que figura en el documento de Corman-Drosten no es adecuada como protocolo operacional estándar, lo que hace que la prueba no sea apropiada como instrumento específico de diagnóstico para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  3. La prueba no puede discriminar entre el virus completo y los fragmentos virales. Por lo tanto, la prueba no puede utilizarse como diagnóstico de virus intactos (infecciosos), lo que hace que la prueba no sea adecuada como herramienta de diagnóstico específica para identificar el virus del SARS-CoV-2 y hacer inferencias sobre la presencia de una infección.
  4. Una diferencia de 10° C con respecto a la temperatura de recocido Tm para el par de cebadores1 (RdRp_SARSr_F y RdRp_SARSr_R) también hace que la prueba no sea adecuada como instrumento de diagnóstico específico para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  5. Un error grave es la omisión de un valor de Ct en el que una muestra se considera positiva y negativa. Este valor Ct tampoco se encuentra en las presentaciones de seguimiento, lo que hace que la prueba no sea adecuada como instrumento específico de diagnóstico para identificar el virus del SRAS-CoV-2.
  6. Los productos de la PCR no han sido validados a nivel molecular. Este hecho hace que el protocolo sea inútil como herramienta de diagnóstico específica para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  7. La prueba de PCR no contiene ni un control positivo único para evaluar su especificidad para el SARS-CoV-2 ni un control negativo para excluir la presencia de otros coronavirus, lo que hace que la prueba sea inútil como herramienta de diagnóstico específica para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  8. El diseño de la prueba en el documento de Corman-Drosten es tan vago y defectuoso que se puede ir en docenas de direcciones diferentes; nada está estandarizado y no hay ningún procedimiento operativo estándar. Esto cuestiona enormemente la validez científica de la prueba y la hace inadecuada como herramienta de diagnóstico específica para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  9. Lo más probable es que el documento de Corman-Drosten no haya sido revisado por pares, lo que hace que la prueba no sea adecuada como herramienta de diagnóstico específica para identificar el virus del SARS-CoV-2.
  10. Encontramos graves conflictos de intereses para al menos cuatro autores, además del hecho de que dos de los autores del artículo de Corman-Drosten (Christian Drosten y Chantal Reusken) son miembros del consejo editorial de Eurosurveillance. El 29 de julio de 2020 se añadió un conflicto de intereses (Olfert Landt es el director general de TIB-Molbiol; Marco Kaiser es investigador principal de GenExpress y sirve como asesor científico de TIB-Molbiol), que no se declaró en la versión original (y que sigue faltando en la versión de PubMed); TIB-Molbiol es la compañía que fue «la primera» en producir kits de PCR (Light Mix) basados en el protocolo publicado en el manuscrito de Corman-Drosten, y según sus propias palabras, distribuyeron estos kits de prueba de PCR antes de que la publicación fuera siquiera presentada [20]; además, Victor Corman & Christian Drosten no mencionaron su segunda afiliación: el laboratorio comercial de pruebas «Labor Berlin». Ambos son responsables del diagnóstico del virus allí [21] y la compañía opera en el ámbito de las pruebas de PCR en tiempo real.

12 Comentarios

  1. ¡Impresionante! A ver si los factcheckers se ceban con el trabajo de Drosten y compañía y ponen el sello de Bulo a todo el que lo publique…

    Obviamente, no va a ocurrir, esto sí que es ciencia y la ciencia nada tiene que ver con el NOM al que pertenecen todos estos censores y demás verdugos de la libertad.

  2. PAULA

    Muchas gracias a estos cientificos independientes, esto es el principio del camino hacia la verdad. Asumiendo que todas las restricciones de libertad y movilidad estan basadas en el diagnostico de un test que no vale nada con respecto a este sarscov2, espero que no caiga en saco roto y empiecen a asumir responsabilidades y condenas. Ansiosa y esperanzada. Gracias por aportar luz.

  3. NIEVES

    Muchas gracias por este fabuloso artículo, una pena que los medios de desinformación no les den luz, porque no les interesa que la gente despierte y se de cuanta de toda confabulación para arruinar nuestras vidas en todos los aspectos.

    Felicidades.

  4. Jorge Mario izaguirre

    Pruebas realizadas en pacientes como control por haber un caso positivo sintomático, salen en un centro positivo para RT-Pcr, y en otro 24 hrs después de la primera muestra negativa, en ambos casos se realizó prueba de antígeno, también positiva en el primer centro y negativa en el segundo, esto se ha repetido, en varios controles; dado q el centro q extiende la autorización para salario y retiro por 2 semanas lo exige. Hay mucha inco gruencia y datos positivos en algunos centros estatales.

  5. Verónica

    Se podría demandar a toda esta gente que nos a quitado el derecho a la libertad, a la salud, al trabajo y a todo lo que esté desastre nos hicieron a la humanidad? Sobre todo a los niños y adolescentes que están en crisis de depresión y ansiedad 😔.
    Gracias por tan valiosa información.
    Que llegue a cada rincón del mundo. 🙏🌍🌏🌎

  6. Fernando iturra

    Ellos indican en ese documento que uno de los defectos del test es que no puede despertar la presencia de otros coronavirus
    No sé si tú recuerdas en lo que yo escribí en el grupo en que estaba
    Que en una parte dije exactamente lo mismo que dijeron estos científicos
    En la parte dije que hay siete coronavirus
    Obviamente esos siete coronavirus uno es el covid-19
    No son peligrosos para el ser humano
    De los siete Corona virus sólo tres puede causar una enfermedad grave
    Los otros cuatro
    Por lo tanto, es muy probable un alto porcentaje de personas q tengan positivo no sea por el covid 19 sino por uno de los otros 7 coronavirus
    Eso explicaría el alto porcentaje de gente q se recupera del supuesto contagio por Covid 19
    Ya que solo alrededor del 3% muere
    Es decir , de cada 100 personas supuestamente infectadas con el covid 19
    Solo 3 mueren
    Y no mueren por el virus
    Mueren porque no se le aplica el tratamiento correcto a tiempo una persona comienza a agravar su enfermedad con una infección viral y con trombosis y falta de respiración a causa de no tratar con medicamentos la inflamación que provoca el virus
    Ojo yo no estoy diciendo q no hay q hacerse el test.

  7. Fernando iturra

    Ellos indican en ese documento que uno de los defectos del test es que no puede detectar la presencia de otros coronavirus
    No sé si tú recuerdas en lo que yo escribí en el grupo en que estaba
    Que en una parte dije exactamente lo mismo que dijeron estos científicos
    En la parte dije que hay siete coronavirus
    Obviamente esos siete coronavirus uno es el covid-19
    No son peligrosos para el ser humano
    De los siete Corona virus sólo tres puede causar una enfermedad grave
    Los otros cuatro
    Por lo tanto, es muy probable un alto porcentaje de personas q tengan positivo no sea por el covid 19 sino por uno de los otros 7 coronavirus
    Eso explicaría el alto porcentaje de gente q se recupera del supuesto contagio por Covid 19
    Ya que solo alrededor del 3% muere
    Es decir , de cada 100 personas supuestamente infectadas con el covid 19
    Solo 3 mueren
    Y no mueren por el virus
    Mueren porque no se le aplica el tratamiento correcto a tiempo una persona comienza a agravar su enfermedad con una infección viral y con trombosis y falta de respiración a causa de no tratar con medicamentos la inflamación que provoca el virus
    Ojo yo no estoy diciendo q no hay q hacerse el test.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *